Skip to main content
Environmental, Social and Governance (ESG)

La gobernanza, un tema esquivo en los indicadores ESG

¿Qué podemos aprender del EITI?

14 July 2022

Mark Robinson, Director Ejecutivo del EITI, explica por qué es importante adoptar una visión más amplia de la gobernanza a la hora de evaluar el desempeño corporativo en términos ESG.

¿Por qué es importante la gobernanza en los indicadores ESG?

El interés de los inversionistas en los indicadores de desempeño ambiental, social y de gobernanza (ESG por sus siglas en inglés) no deja de crecer. Este interés se ve impulsado en gran medida por consideraciones climáticas y de derechos humanos que responden a las dimensiones ambientales y sociales de los indicadores ESG. No obstante, el progreso al elaborar un conjunto de indicadores acordados de la gobernanza ha sido muy modesto y, de hecho, existe poco consenso sobre su alcance más allá de la buena gobernanza corporativa. Esto obstaculiza la capacidad de los inversionistas para evaluar el desempeño de una empresa en materia de gobernanza. La experiencia de las empresas de respaldo al EITI ilustra cómo podría fortalecerse la dimensión de la gobernanza en los ESG a fin de ampliar los objetivos de la presentación de informes a toda la industria.

Las empresas desean atraer cada vez a más inversionistas demostrando su adhesión a una serie de objetivos climáticos que se centran en la mitigación a través de la reducción de las emisiones de CO2 y las inversiones en el capital natural. También tratan de demostrar respeto por los derechos humanos promoviendo buenas prácticas laborales, la equidad de género y el cumplimiento de los principios de “no hacer daño”. El desafío actual es llegar a un acuerdo sobre estas normas y cómo deben medirse los indicadores de desempeño correspondientes.

Los sistemas de medición de la gobernanza respecto a los indicadores ESG se centran principalmente en la gobernanza corporativa interna, lo que incluye la remuneración de los ejecutivos, la composición de la junta directiva y la gestión de los riesgos. Estos sistemas se han diseñado y se comprenden relativamente bien, y contribuyen a las decisiones de inversión centradas en empresas correctamente gestionadas. Por esta razón, deben seguir siendo una parte integral de los sistemas de medición del desempeño de la gobernanza. Sin embargo, solo revelan parte de la realidad: la adhesión de las empresas a altos niveles de gobernanza también debe evaluarse mediante un conjunto más amplio de normas de gobernanza centradas en temas como la titularidad, los contratos, las inversiones y los impuestos. Tales normas deben ser mensurables y permitir que las empresas rindan cuentas. La intención de la iniciativa ESG no era funcionar como un ejercicio de marcar casillas, sino asegurar que las empresas aborden activamente los temas pertinentes y las prácticas cambiantes para generar un impacto positivo. 

Lecciones aprendidas de las expectativas sobre las empresas de respaldo al EITI

El Estándar EITI es un marco que utilizan sus 57 países implementadores y las empresas que operan en esos países para la presentación de informes sobre indicadores de gobernanza a lo largo de la cadena de valor del sector extractivo. Este marco genera información abundante sobre actividades de exploración, licencias, contratos, titularidad, producción, exportaciones, ventas, ingresos y pagos, así como sistemas de medición ambientales y sociales.

Las Expectativas sobre las empresas de respaldo al EITI se han elaborado y publicado en consulta con más de 60 miembros de empresas de respaldo al EITI. En 2021 se evaluó el progreso en las expectativas de cada empresa, y está previsto que vuelva a evaluarse a principios de 2023, tras lo cual se publicarán los resultados en el sitio web del EITI. A fin de perfeccionar la dimensión de la gobernanza en la agenda ESG, las expectativas proporcionan una referencia sólida de la responsabilidad corporativa, yendo más allá de la gobernanza corporativa para servir de base a un conjunto más creíble de indicadores de la gobernanza, no solo para las empresas de los sectores de energía y extractivas, sino más ampliamente en toda la industria. Muchas de estas expectativas son coherentes con los datos y los informes generados por empresas que cotizan en bolsa, en función de las disposiciones legales y reglamentarias del país de domicilio.

Son especialmente relevantes para la agenda ESG las siguientes expectativas sobre las empresas de respaldo al EITI, cada una de las cuales tiene una aplicación en la industria más en general:

  • Compromisos de transparencia: “Declarar públicamente y publicar el respaldo al EITI y al objetivo [...] de hacer que los Principios EITI y el Estándar EITI sean el estándar reconocido internacionalmente para la transparencia en los sectores petrolero, gasífero y minero”. El propósito es similar al Principio 4 de los UNPRI en cuanto a que las empresas deben promover la aceptación e implementación de los Principios dentro del sector inversor. Ambos pueden servir de modelo para establecer compromisos públicos de alto nivel similares de empresas ajenas a los sectores del petróleo, el gas y la minería, basándose en una serie de normas de transparencia y gobernanza en sus respectivos sectores.
  • Divulgación exhaustiva: “Realizar divulgaciones exhaustivas de acuerdo con el Estándar EITI en todos los países implementadores del EITI donde operan la empresa o sus filiales controladas”. Se alienta a las empresas de respaldo al EITI a que divulguen públicamente una lista de filiales controladas en los países implementadores del EITI, si no se hace ya en otros lugares. Esta expectativa podría proporcionar una base sólida para las divulgaciones de información por parte de las empresas, y sistemas de medición más precisos en otros sectores.
  • Transparencia fiscal: “Divulgar públicamente los impuestos y los pagos a los gobiernos a nivel de proyecto, en cumplimiento con el Estándar EITI, en todos los países que no implementan el EITI y donde opera la empresa, excepto en los casos en que la divulgación no sea factible”. La mayoría de las empresas de respaldo al EITI están cumpliendo esta expectativa. Varias empresas de respaldo al EITI, entre ellas BP, Repsol, Rio Tinto, Shell y Vale van más allá y publican también informes de transparencia fiscal, detallando los pagos de impuestos por categoría y jurisdicción, con un nivel de granularidad cada vez mayor. Esta práctica avanzada e innovadora podría proporcionar la base de los sistemas de medición de la transparencia fiscal en toda la industria y complementar los indicadores ESG existentes sobre estrategia fiscal y presentación de informes por país, como, por ejemplo, los que elabora la Global Reporting Initiative.
  • Divulgaciones financieras: “En consonancia con el Estándar EITI, divulgar públicamente estados financieros auditados”. Este es estándar para las empresas que cotizan en bolsa, si bien el nivel de detalle y coherencia de los informes varía. A menudo, esa información no está ampliamente disponible para las empresas de titularidad estatal y algunas empresas privadas, lo que limita su potencial de acceder a los mercados de capital, fortalecer la seguridad de las partes interesadas y fomentar la confianza pública.
  • Transparencia de los beneficiarios reales: “Declarar públicamente y publicar el apoyo a la transparencia de los beneficiarios reales y divulgar públicamente los beneficiarios reales en consonancia con el Estándar EITI”. Si bien la mayoría de las empresas que cotizan en bolsa divulgan los beneficiarios reales en sus presentaciones ante las bolsas de valores, esto es más difícil en el caso de las empresas estatales y algunas empresas privadas, a menos que se les exija divulgar sus beneficiarios reales (especialmente las personas políticamente expuestas) en su país de domicilio u operación. Varias empresas de respaldo al EITI firmaron una Declaración de las empresas sobre la transparencia de beneficiarios reales en septiembre de 2021, en la que confirmaron los compromisos con la plena divulgación de los beneficiarios reales, sirviendo como modelo para otros. La nueva recomendación del Grupo de Acción Financiera sobre transparencia refuerza aún más esta expectativa para las empresas de todos los sectores. La transparencia de los beneficiarios reales se está convirtiendo cada vez más en norma para los inversionistas, que ven las declaraciones de titularidad como un sello distintivo de la buena gobernanza corporativa.
  • Lucha contra la corrupción: “Comprometerse a emprender procesos rigurosos de diligencia debida y publicar una política anticorrupción, que establezca la manera en la que la empresa gestiona los riesgos de corrupción...”. Aumentan los compromisos de las empresas para combatir la corrupción, y los inversores y el público por igual no juzgan favorablemente el riesgo de corrupción. También existe una creciente expectativa entre los formuladores de políticas en cuanto a que las empresas deberían adoptar una posición más pública a la hora de abordar el riesgo de corrupción en respuesta a los casos de corrupción de alto perfil e inversiones en entornos de gobernanza complejos.
  • Divulgación de contratos: “Declarar públicamente y publicar el apoyo a los esfuerzos de los gobiernos por divulgar públicamente los contratos y las licencias que rigen la exploración y explotación de petróleo, gas y minerales en consonancia con el Estándar EITI”. Algunas empresas de respaldo al EITI han dado ejemplo mediante la publicación de los detalles de todos sus contratos. Asimismo, algunos países implementadores del EITI también han elevado el listón al exigir la divulgación íntegra de los contratos con carácter retroactivo. Estas disposiciones ofrecen una base sólida para crear un sistema de medición de la gobernanza más amplio con respecto a la divulgación de contratos que tiene relevancia en todos los sectores. Las empresas que respaldan la divulgación de contratos y predican con el ejemplo demuestran su compromiso con acuerdos transparentes, fortalecen la responsabilidad corporativa y gubernamental, y generan confianza entre el público en general.

Satisfacer las expectativas del público y de los inversionistas en materia de gobernanza

A efectos de presentación de informes ESG, el Estándar EITI y las expectativas de las empresas ofrecen importantes sistemas de medición que pueden contribuir a la elaboración de normas de transparencia intersectoriales. Las empresas de respaldo al EITI que demuestran adherencia a estas expectativas facilitan información crítica a los inversionistas y a las agencias de calificación crediticia que tienen en cuenta tales sistemas de medición. Los inversionistas pueden aprovechar estas expectativas para tomar decisiones de inversión acertadas y fomentar el diseño de sistemas de medición del desempeño que abarquen toda la industria para perfeccionar la dimensión de la gobernanza en la elaboración de informes ESG. Esto tiene una ventaja adicional: satisfacer las expectativas públicas de las empresas para mantener altos niveles de transparencia e intensificar la responsabilidad corporativa.

Author(s)
Mark Robinson
Keywords
ESG EITI supporters