Acercando el EITI a los ciudadanos

Cómo la transparencia puede generar una cultura de diálogo y confianza.

Después de que los países divulgaran información sobre ingresos durante casi una década, en muchos casos por primera vez nos hemos dado cuenta de que el EITI también es una herramienta para crear una cultura de diálogo, mejora y confianza en la gestión de los recursos de la industria extractiva de un país.

La semana pasada, representantes de Perú, Colombia, Estados Unidos, Guatemala, Honduras y Trinidad y Tobago concluyeron en una reunión regional que el EITI podría, si se usara de manera eficiente, fortalecer la confianza y permitir el diálogo en todos los niveles. Los siguientes son algunos ejemplos de cómo se puede usar el EITI como herramienta para ayudar a acercar a las personas información sobre la gestión de sus recursos.

Estados Unidos: siguiendo el dinero

El US-EITI ha desarrollado un portal de datos con información sobre los recursos naturales federales. Las características incluyen cifras del petróleo, el gas, el carbón y otros recursos federales, información contextual sobre el modo en que se gestiona el sector y la posibilidad de descargar conjuntos de datos con fines de investigación. Más allá de ser considerado una plataforma de tecnologias de la informacion innovadora, el valor real del portal de datos del US-EITI es que se ha construido sobre la base de lo que el público quiere y debe saber. Al construir el diseño del portal de datos desde una perspectiva centrada en el usuario, el US-EITI puede garantizar que se incluya un número mayor de grupos en un debate nacional y que se fortalezcan los sistemas gubernamentales.

Trinidad y Tobago: Comprometer a la juventud

En la mayoría de los países, los recursos naturales son propiedad nacional. En Trinidad y Tobago, el EITI (TTEITI) estableció un Comité Consultivo Juvenil en 2012 con el mandato “…de generar [una] conversación nacional entre los jóvenes sobre la gestión de su patrimonio…”. En su trabajo con la juventud, el TTEITI se centra en lo que en inglés se denomina las 3 P: crear conciencia pública (public awareness), intercambiar puntos de vista sobre la política (policy) y establecer asociaciones (partnerships) de modo que una red para el debate pueda plantear ideas sobre cómo gestionar estos recursos nacionales. Al comprometerse con la juventud, el TTETI crea conocimiento intergeneracional sobre las dificultades y las oportunidades relacionadas con la gestión eficiente del sector extractivo.

Perú: Trabajando con socios y aprovechando oportunidades

En Perú, casi la mitad de los ingresos nacionales del sector se transfiere a los gobiernos regionales y municipales de acuerdo con una fórmula de fuerza legal. Para acercar más el EITI a la gente, EITI-Perú ha implementado proyectos regionales en Piura y Moquegua. Cada proyecto replica la estructura del grupo de multipartícipes en el ámbito regional y produce su propio Informe EITI local.

Además, EITI-Perú colabora con varios programas locales a través de una asociación llamada “Alianza para la Transparencia”. Uno de esos programas es la iniciativa MIM “Mejorando la Inversión Municipal” que propone la buena gobernanza municipal. MIM y el EITI trabajan juntos a través de una red de líderes locales para brindar comentarios a las autoridades municipales sobre la gestión pública del uso de los ingresos transferidos del gobierno central a la región, como parte de la asignación de las industrias extractivas. Al colaborar con otros programas, el EITI-Perú aprovecha las oportunidades para otorgar a los líderes locales una voz sobre la gobernanza de sus recursos.

Más ejemplos en breve

Con Honduras y Colombia como miembros del EITI relativamente nuevos en el continente Americano (se unieron como candidatos en 2013 y 2014 respectivamente) esperamos contar con más ejemplos de países específicos con respecto a acercar más la transparencia a los ciudadanos. Así como los motivos para aspirar a formar parte del EITI son únicos en cada país, también lo es cada manera de lograr que la transparencia sea una herramienta para fortalecer la confianza.