Noticias

Haciendo cálculos sobre la Validación del EITI

Qué se puede aprender de los resultados de tres años de Validación, y cómo analizar los datos

Los resultados de la Validación del EITI son una fuente de información muy útil sobre la transparencia del sector extractivo en los países implementadores del EITI. Más del 80% de los países del EITI ha finalizado su primera Validación desde que se instauró el proceso en 2016, lo cual ha producido un conjunto de datos sustancial que abarca 1386 requisitos individuales del Estándar EITI. Cuando estos datos se comparan y se examinan más de cerca pueden dar una idea de la eficacia de la Validación del EITI, así como del progreso que han conseguido los países a lo largo del tiempo.

Con nuevas herramientas de análisis, las partes interesadas pueden cuestionar e interpretar estos resultados por sí mismas. El archivo de datos de Validación automatizado, por ejemplo, recopila todos los resultados de la Validación que se publican en línea en un formato de datos abierto, facilitando que los usuarios puedan investigar más a fondo los hallazgos. Las búsquedas en bases de datos pueden abarcar una gran variedad de cuestiones, desde la aplicabilidad de requisitos individuales del EITI (indicando la complejidad que tiene el sector extractivo de un país concreto) hasta el nivel de progreso de los países a la hora de mejorar sus niveles de divulgación, o en qué medida las partes interesadas participan en el proceso de recopilación de información, y cómo se utiliza esta información para establecer las bases de una mejor rendición de cuentas. 

 

Qué nos dicen los datos

La implementación del EITI es difícil

Desde 2016 se han llevado a cabo 42 Validaciones, en las que se ha evaluado el progreso de los países respecto a sus esfuerzos de cumplir con el Estándar EITI de 2016. De entre estas Validaciones, se consideró que 32 países habían conseguido un progreso significativo en la primera ronda de Validación, y que cuatro habían conseguido un progreso satisfactorio. Sin embargo, los resultados reflejan que la implementación del EITI es un proceso de aprendizaje, y que no es una tarea fácil; seis países fueron suspendidos después de que la Validación valorara su implementación como insuficiente. Por otro lado, para muchos grupos de multipartícipes el número de medidas correctivas prescritas fue superior al esperado. Para estos países, la Validación puede funcionar como herramienta de diagnóstico útil a fin de identificar deficiencias que de otra manera habrían pasado desapercibidas.

Si bien es una norma internacional, el Estándar EITI se aplica de manera diferente según los países, dependiendo de cómo están estructuradas sus industrias extractivas. Por ejemplo, aunque todos los requisitos del EITI son relevantes en un país con un sector bien desarrollado como Nigeria, una cuarta parte de ellos no es aplicable en Malawi, donde el sector todavía está en una etapa incipiente. No obstante, se han observado retos comunes en muchos países implementadores, en especial cuando se trata de cumplir los requisitos que son requisitos previos para unirse al EITI, como, por ejemplo, la supervisión multipartícipe y los planes de trabajo. Asimismo, en una cifra demasiado elevada de países siguen prevaleciendo deficiencias en la exhaustividad y fiabilidad de la presentación de información al EITI.

La Validación está funcionando

Sin embargo, los resultados de las Validaciones subsiguientes —que evalúan el progreso a la hora de abordar las deficiencias identificadas en la primera ronda— reflejan resultados prometedores. Hasta la fecha, son 10 los países que han realizado una segunda Validación. De las 100 medidas correctivas que fueron identificadas, 80 se consideraron como plenamente abordadas, lo que demuestra que los países están perfeccionando sus esfuerzos de divulgación al tiempo que mantienen lo que hacen bien. Aunque es cierto que hay pruebas de retroceso en algunos países, muchas segundas Validaciones revelan avances a la hora de abordar lagunas identificadas a lo largo del proceso.

El progreso más uniforme se ha observado a la hora de abordar deficiencias en la supervisión del grupo multipartícipe, seguido por las divulgaciones relacionadas con el control de la producción, la asignación de los ingresos y la contribución socioeconómica. Esto constituye un signo alentador de que los países implementadores están esforzándose por abordar retos de gobernanza interna como condición previa a la presentación de una información para el EITI de alto impacto. Sin embargo, todavía queda mucho margen de mejora, especialmente en lo referente a cuestiones a más largo plazo que requieren reformas. Entre estas se incluyen divulgaciones relacionadas con la obtención de licencias y contratos, la recaudación de ingresos y los resultados y el impacto.

Validación del EITI: ¿cuál es el siguiente paso?

Los resultados obtenidos ofrecen un punto de partida útil para considerar si la Validación —el proceso de garantía de calidad del EITI— es apto para su propósito, y de qué manera se puede mejorar. El Consejo EITI tiene previsto revisar el proceso de Validación en los próximos meses utilizando los datos para contribuir a su evaluación y formulación de recomendaciones. Entretanto, se alienta a las partes interesadas a analizar los datos disponibles mediante el archivo de datos de Validación, y a ponerse en contacto con sus representantes en el Consejo EITI o en el Secretariado Internacional transmitiendo opiniones sobre las conclusiones o el proceso de Validación.

 

Recursos adicionales:

Authors: 
Alex Gordy

Alex Gordy

Director de Validación

Alex dirige el trabajo del Secretariado Internacional del EITI sobre la Validación y cuestiones técnicas conexas, incluida la divulgación sistemática de datos del EITI y la transparencia de las emp