Noticias

La transparencia del sector extractivo en la era de la transición energética

Qué puede significar la transición energética para los países ricos en recursos y por qué se necesitan transparencia, datos y diálogo para impulsar esta agenda

Tras la pandemia de la COVID-19, la velocidad y la trayectoria futura de la transición energética parecen menos seguras. A pesar de que el consumo de combustibles fósiles ha disminuido desde el brote, es probable que el petróleo y el gas sigan siendo componentes fundamentales de la matriz energética mundial durante un tiempo. Si bien se presta mayor atención a la urgencia de la acción por el clima, la obtención del marco de financiación, tecnología y políticas necesario para apoyar la transición puede complicarse, dado que los gobiernos asignan recursos a las prioridades económicas, sociales y sanitarias más apremiantes.

Lo cierto es que el cambio a una economía con bajas emisiones de carbono reformulará la gobernanza de las industrias extractivas. En palabras del Director Ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía, el Dr. Fatih Birol, “no hacer nada simplemente no es una opción” para las empresas energéticas, y lo mismo se aplica a los países ricos en recursos. Habrá profundas implicaciones para los tipos de datos, las divulgaciones y el diálogo que se necesitan, tanto para asegurar la rendición de cuentas durante la transición como para optimizar la gestión de los recursos finitos.

Por ejemplo, es posible que sea preciso reajustar las expectativas de ingresos futuros a medida que fluctúen los precios de las materias primas, que cambien los plazos de los proyectos y las inversiones previstos, que se acorte el plazo de diversificación económica y que aumente la presión sobre las cadenas de valor de la descarbonización. Garantizar que las personas adecuadas tengan los datos adecuados en el momento adecuado será fundamental para la toma de decisiones informada.

A partir de las experiencias de los países del EITI, a continuación se presentan tres ejemplos de cómo pueden utilizarse los datos para apoyar la toma de decisiones en la era de la transición energética.

1. ¿Cómo afectará la transición energética a los ingresos y a los grandes proyectos?

Esta es la pregunta clave para muchos países ricos en recursos. Las políticas fiscales desempeñan un papel importante en la maximización de los ingresos procedentes del sector, y serán fundamentales a medida que se reduzca la demanda de combustibles fósiles y evolucione la demanda de minerales estratégicos. La presentación de Informes EITI puede ayudar a mejorar las políticas y sostener supuestos gubernamentales sobre los ingresos extractivos proyectados y cómo pueden cambiar a medida que la matriz energética evoluciona con el tiempo.

La divulgación de contratos de petróleo, gas y minerales, estipulada por el Estándar EITI, proporciona una visión general de los términos y plazos de la participación del Estado en los ingresos. En combinación con las divulgaciones sobre los ingresos y la producción, estos datos pueden estructurarse para estimar los ingresos anticipados y contribuir a establecer expectativas para los gobiernos y los ciudadanos por igual. Países como Ghana y el Iraq ya están utilizando el EITI y otros datos para crear modelos de ingresos proyectados y apoyar los supuestos gubernamentales que contribuyen a las proyecciones de ingresos.

También es probable que las partes interesadas deseen conocer cómo podría afectar la transición energética al perfil de inversión de un país en el sector. La transparencia de los costos de producción es clave para entender hasta qué punto pueden ser vulnerables los flujos de ingresos. Si el precio de los combustibles fósiles disminuye, es posible que los proyectos con costos de producción elevados dejen de considerarse comercialmente viables. Los datos sobre ingresos a nivel de proyecto y producción divulgados de conformidad con el Estándar EITI pueden respaldar el análisis de la viabilidad de un proyecto. Países como Ghana, Tanzanía y la República del Congo ya han comenzado a proporcionar información sobre los costos de producción a través de Informes EITI.

2. ¿Cómo se verán afectadas las inversiones estatales por la transición energética?

Los Informes EITI muestran cuánto gastan el Estado y las empresas de titularidad estatal para participar en el sector. También revelan cuántos ingresos deben recibir y cuántos reciben realmente. Esta información es esencial para entender qué parte de los fondos públicos de un país se invierten en las industrias extractivas. Además, puede indicar el nivel de preparación de los gobiernos y las empresas de titularidad estatal para diversificar sus inversiones.

En muchos países, las empresas de titularidad estatal proporcionan subsidios al combustible en nombre del Estado y el servicio de la deuda nacional, que no se registran en el presupuesto nacional. En estos casos, los datos del EITI pueden ayudar a las partes interesadas a entender si el Estado está proporcionando subsidios extrapresupuestarios para el consumo de combustibles fósiles a través de sus empresas de titularidad estatal.

Por ejemplo, el EITI en Nigeria ha señalado durante varios años cómo los subsidios a los combustibles proporcionados por la empresa nacional de petróleo de Nigeria (NNPC) en nombre del Estado no se han registrado en el presupuesto nacional. Mientras que la NNPC anteriormente deducía estos subsidios de la parte estatal de los ingresos petroleros, el gobierno nigeriano recientemente decidió poner fin a su régimen de subsidios a los combustibles. Esto permite al gobierno ahorrar potencialmente 2000 millones de USD al año en un momento en el que los ingresos del gobierno son muy necesarios para responder a la COVID-19.

3. ¿Cómo afectará la transición energética a las comunidades?

Las comunidades que dependen de los ingresos y empleos generados por la producción de combustibles fósiles están entre las más vulnerables a los cambios relacionados con la transición energética. Muchas de estas comunidades reciben pagos de empresas o transferencias del gobierno. Estos fondos ayudan a compensar los impactos potencialmente negativos de las actividades extractivas y contribuyen al desarrollo social y económico local.

En Colombia, el mayor productor de carbón de América Latina, los gobiernos regionales y locales tienen derecho a transferencias de regalías de la parte de los ingresos del Estado procedentes del sector extractivo. Según los Informes EITI sobre transferencias subnacionales planificadas y reales, estas ascendieron a casi el 40 % de los ingresos totales del sector extractivo entre 2014 y 2018. Si se reduce la demanda de combustibles fósiles al tiempo que el país diversifica su matriz energética, una disminución de los ingresos del carbón podría repercutir de manera significativa y duradera en las comunidades.

En el contexto de la transición energética, el EITI puede apoyar el análisis y el diálogo sobre cómo gestionar el sector de forma sostenible. Esto podría incluir un análisis de cómo los ingresos subnacionales pueden verse afectados a medio y largo plazo, y cómo podrían usarse esos ingresos para generar resiliencia en las comunidades locales. En Colombia, se han introducido reformas a la ley de regalías para apoyar la diversificación de la economía local y la conservación del medio ambiente.

¿Qué hacer a partir de ahora?

Los Informes EITI pueden facilitar información fundamental que se necesita a medida que los gobiernos, las empresas y las comunidades se preparan para la transición energética. Sin embargo, dichos informes no ofrecen una imagen completa. El EITI trabajará en asociación con usuarios de datos tales como gobiernos nacionales y locales, empresas de titularidad estatal y grupos de multipartícipes del EITI, así como otras iniciativas de divulgación como la CDP, el Global Registry of Fossil Fuels y la Global Subsidies Initiative del IISD en relación con cuatro áreas de trabajo para apoyar el análisis y el uso de datos. Estamos deseando compartir los resultados de esta labor en el futuro.

 

Lectura adicional

Authors: 
Ines Schjolberg Marques

Inês Schjølberg Marques

Directora de Políticas

Ines es la Directora de Políticas del EITI, que supervisa el desarrollo, las revisiones y la implementación del Estándar EITI y desarrolla material de orientación para los profesionales.