Resultados e impacto del EITI

Midiendo y monitorizando el impacto del EITI

Demostrar el impacto del EITI a nivel internacional es un reto para toda la organización del EITI. Este reto se detalla en un blog escrito por Jonas Moberg, Jefe del Secretariado Internacional del EITI. 

Existen limitaciones al establecer la “causalidad” ya que esta implica la medición de objetivos cambiantes, el reto de contar con distintas partes interesadas que buscan diferentes resultados con el proceso, reconocer la gran diversidad de objetivos y procesos en los países, y también reconocer el impacto más amplio sobre la transparencia y la rendición de cuentas.

Por estos motivos, cualquier marco de evaluación y monitoreo se debe crear ante todo a nivel de país. 

Midiendo el impacto a nivel de país

A nivel de país, el proceso EITI posee un sólido sistema integrado de evaluación y monitoreo para medir el progreso.

Cada año, se exige a cada país implementador la actualización de un plan de trabajo plenamente financiado que refleje las acciones y los objetivos en desarrollo del proceso EITI nacional. El plan de trabajo debe reflejar el modo en que el EITI se relaciona con el progreso.

Al final de cada año, se exige a cada país implementador la elaboración de un Informe de Progreso Anual (APR, por sus siglas en inglés) que refleja y monitorea el progreso con respecto a los objetivos y acciones incluidos en el plan de trabajo y cualquier impacto del EITI. Los APR aparecen listados en las páginas de los países EITI dentro de los "documentos clave".

Tanto el plan de trabajo como el APR son desarrollados y aprobados por el grupo de multipartícipes, garantizando que el marco para la evaluación y monitoreo rutinarios cuenta con el apoyo de gobierno, empresas y sociedad civil. Se trata de un proceso de colaboración y deliberación (a diferencia de un grupo de indicadores “verticalista” impuesto a los países).

Además de la revisión anual realizada por los propios países, se exige al país la realización de una evaluación externa: la Validación. Este proceso no solo accede al progreso del país en relación al Estándar EITI, sino que también lleva a cabo una evaluación del impacto – una evaluación del proceso.

De forma colectiva, estas herramientas garantizan un proceso de planificación, monitoreo y evaluación dentro del país diseñado para mejorar los resultados. 

El impacto del EITI a nivel global

A nivel global, reconociendo que no es posible analizar la implementación dirigida por el país únicamente mediante un análisis cuantitativo, el Consejo del EITI ha monitorizado (desde 2007) los resultados obtenidos mediante la implementación del Estándar EITI mediante:

  • Informes de progreso periódicos sobre la sensibilización e implementación.
  • Informes de Progreso Anual.
  • El proceso de Validación.
  • Indicadores clave de rendimiento.
  • Evaluaciones generales.

En 2015, el Estándar EITI pasó a estar plenamente operativo (es decir, todos los países elaboran informes utilizando el Estándar) tras un periodo de transición desde su adopción en mayo de 2013 en la Conferencia Global del EITI. El Estándar EITI se revisó en febrero de 2016.

Entre los asuntos abordados por el Estándar EITI de 2016 están los beneficiarios reales, la transparencia en los contratos, la divulgación de información sobre el otorgamiento de licencias, la distribución de presupuestos y los gastos, y estos elementos se incluyen ahora en la elaboración de informes EITI. Junto a otros aspectos tales como la puntualidad en la publicación de informes, la legibilidad de los datos y la elaboración de informes subnacionales, actualmente existe una mayor cantidad de información más puntual, fiable y accesible que permite un monitoreo más exhaustivo del trabajo del EITI.

De forma similar, está cambiando el formato y las maneras en que el EITI entrega resultados, incluidas las herramientas de comunicación. Se espera y desea que la información relativa al EITI se entregue cada vez en mayor medida en formato digital (datos abiertos, portales y sitios web). 

El progreso de la implementación a lo largo de los países EITI se detalla en los informes de progreso de la implementación que se presentan ante el Consejo del EITI antes de cada reunión del Consejo. El progreso con respecto a la sensibilización en los países que aún no implementan el EITI se detalla en los informes de progreso sobre la sensibilización.  

Además, el EITI elabora un documento anual público cuyo objetivo es detallar el progreso a nivel internacional y a lo largo de los países implementadores, así como información administrativa que refleje el progreso con respecto al presupuesto y plan de trabajo anual del Secretariado (ambos aprobados por el Consejo). 

Indicadores y evaluaciones del EITI

El Secretariado Internacional ha creado los siguientes grupos de indicadores dirigidos a abordar tres aspectos diferentes:

  1. Eficacia del organismo (esto es, el EITI)
    Este da respuesta a la cuestión de la relación calidad-precio. Los indicadores a monitorizar para ello hacen referencia a los recursos y rendimiento del EITI como organismo (en su mayor parte el Secretariado Internacional en calidad de unidad de apoyo del Consejo del EITI, el organismo de toma de decisiones). 
     
  2. Resultados atribuibles 
    Este da respuesta a la cuestión de los resultados concretos alcanzados, de manera total o parcial, como resultado de las actividades, productos, intervenciones y orientación del organismo.
     
  3. Indicadores de la situación general 
    Aunque no atribuibles a ninguna organización concreta (ni al Secretariado y Consejo del EITI), los indicadores proxy seleccionados en áreas como el clima de inversión, el gasto de capital humano, la corrupción, la pobreza – todas relacionadas con objetivos que trata de alcanzar el EITI – van dirigidos a arrojar luz sobre el contexto general y la dirección del cambio.

El Secretariado Internacional documenta estos indicadores en su Plan de Trabajo del Secretariado anual, en el anexo "Indicadores Clave de Rendimiento".

Además, se han realizado dos evaluaciones significativas del EITI: 

También se ha realizado una evaluación de la asistencia técnica del EITI y los mecanismos de financiación en 2015, y adicionalmente existen muchos otros estudios de investigación y evaluaciones externos en la biblioteca de publicaciones del sitio web del EITI.

La clave está en utilizar la información del EITI

El EITI ha realizado contribuciones significativas a la mejora de la gobernanza del sector extractivo en varios países del mundo. En países como la República Democrática del Congo, el EITI ha sido decisivo para la adopción de muchas reformas del sector.

A nivel internacional, los debates sobre la transparencia en el sector son irreconocibles comparados con los de hace diez años, y al EITI se le percibe al frente de muchos debates, como el de los beneficiarios reales, el comercio de materias primas y la minería en pequeña escala y artesanal.

También está claro que el proceso EITI es uno de los únicos mecanismos globales en funcionamiento para informar y canalizar el debate en países ricos en recursos de una forma incluyente para todas las partes interesadas.

En el negocio del desarrollo, a menudo se cree de forma inocente en las cifras. Aunque es importante contar con información cuantitativa, es más importante aún poseer la información adecuada y utilizarla.  

Estudios de investigación sobre el EITI