Minería artesanal y de pequeña escala

Introducción

La minería artesanal y de pequeña escala (MAPE) es un sector informal grande con información disponible limitada sobre producción, ingresos, operaciones e incluso sitios de actividades. Regulaciones del sector son muchas veces inadecuadas y la contribución real a la economía nacional es difícil de estimar.

En muchos países en desarrollo ricos en recursos, la minería artesanal y de pequeña escala provee sustento para millones de personas y es uno de los mayores recursos de desarrollo económico para muchas comunidades rurales y regionales. MAPE típicamente no genera ingresos materiales a nivel nacional y es muchas veces excluido en los Informes EITI. Sin embargo, el EITI requiere la divulgación estimada de la actividad del sector informal (Requisito 6.3).

Mientras el EITI tradicionalmente se ha concentrado en el sector formal y de gran escala, busca proveer cada vez más una imagen comprensiva de la contribución económica del sector extractivo, formal e informalmente. Esto incluye ingresos fiscales, empleo, exportación, sustento, inversión y contribución del PIB a través de industrias de enlace. Inclusión de MAPE dentro del proceso EITI tiene el potencial de mejorar la conciencia de los ciudadanos sobre la actividad de la MAPE, los problemas asociados con aspectos de sus operaciones, y apoyar el debate basado en evidencia sobre costos y beneficios de la MAPE. 

¿Qué es minería artesanal y de pequeña escala?

Mientras no existe una definición universal, los Lineamientos de Diligencia Debida de la OECD define MAPE como: “operaciones de minería formal o informal de exploración, extracción, procesamiento y transportación. MAPE es generalmente de intensidad baja en capital y hace uso de tecnología laboral de intensidad alta”. 

De acuerdo con esta definición, MAPE puede incluir hombres y mujeres trabajando de manera individual, así como los que trabajan en grupos familiares, en sociedades, o como miembros de cooperativas u otro tipo de asociaciones legales y empresas involucrando cientos o hasta miles de mineros. En algunos países, se hace distinción entre minería artesanal y de pequeña escala, donde se refiere típicamente por “artesanal” a la minería puramente manual, mientras que en la “pequeña escala” se puede tener instalaciones fijas o hacer uso de equipo mecánico. Sin embargo, la diversidad de operaciones de la MAPE es amplia y las generalizaciones son fácilmente contradichas. La MAPE se puede llevar a cabo por hombres, mujeres, jóvenes y niños.

Obtener información detallada sobre la escala de MAPE, dinámicas y económicas pueden ser un reto, y aun en países donde se ha llevado a cabo investigación sobre la MAPE, muchas veces los datos no son guardados de manera correcta y rara vez utilizados para propósitos de políticas y toma de decisiones. La mayoría de la actividad MAPE es de naturaleza informal o ilegal. Producción, por lo tanto, puede ser clandestina y oculta de la vista o registro oficial. La facilidad de cuantificación de producción es frecuentemente vinculada al nivel de actividad informal/ clandestina en el sector, los niveles de comercio ilegal y la naturaleza de materiales extraídos. Entre más alto el valor y portabilidad del material, es más probable que sea de comercio ilegal y aún más difícil de cuantificar producción. Los mineros pueden ser migratorios, el trabajo puede ser por temporadas, y las minas pueden ser de corto plazo, todos estos son motivos que conllevan a la producción errática y a retos de cuantificar la escala y valor del sector. Al mismo tiempo, mineros de pequeña escala más profesionales pueden liderar empresarios rurales, empleados y exportadores.

Frecuentemente, MAPE está además sujeta tanto a cargos oficiales como a un sistema informal de impuestos y pagos en el que los agentes del gobierno, las autoridades tradicionales, las fuerzas de seguridad y otros actores en la cadena de suministro de minerales de la MAPE buscan rentas. Por lo tanto, a pesar de ser una fuente importante de producción de minerales y un motor de la actividad económica, especialmente en las áreas rurales, el verdadero valor de la MAPE rara vez es capturado y el sector típicamente no genera ingresos oficiales para el Estado.

Cobertura de MAPE en informes EITI

El Secretariado Internacional EITI condujo un inventario de divulgaciones MAPE en los informes EITI en el 2018 y encontró que la MAPE es relevante en al menos 31 de los países implementadores EITI y entre esos, 16 países[1] han incluido objetivos relacionados a la MAPE en sus planes de trabajo.

La representación y compromiso de los multipartícipes en el proceso EITI continúan siendo disparejas. Los gobiernos generalmente están bien representados por agencias regulatorias frecuentemente participando en reuniones de GMP, pero participación de representantes de asociaciones de minería artesanal, comercio de compañías formal y semi-formal continúan siendo limitadas.

Con respecto a divulgaciones, los informes EITI están comenzando a hacer referencia a estudios existentes y estadísticas oficiales sobre el estimado de la contribución de la MAPE a la económica, así como cifras de empleo. Los datos, no obstante, están generalmente obsoletos, poco fiables y muchas veces sin muchos detalles. El inventario también encontró que solo pocos países con objetivos EITI relacionados a MAPE han diseñado un abordaje sistemático para cubrir MAPE en los informes EITI.  Finalmente, el resumen noto que Informes EITI están ampliamente difundidos en las zonas mineras, y los mineros artesanales y las comunidades afectadas por la minería artesanal conocen en muchos casos el proceso EITI.

Ejemplos de la MAPE en informes EITI

República Democrática de Congo: MAPE esta difundida y estima un número de personas empleadas entre 500,000 a 2,000,000. El informe 2012 mostro que el contrabando de minerales de la minería artesanal seguía costando al gobierno importantes ingresos. La pérdida de ingresos debido al contrabando de minerales se estimó en 8 millones de dólares al año sólo en el caso del oro.

Ghana: De acuerdo con el Informe EITI 2012/13 de Ghana, cerca de 34% del total de la producción de oro de cerca de 4.3 millones de onzas fue producido por MAPE con mineros que no pagan impuestos o regalías.

República de África Central: Los diamantes en bruto son la principal fuente de exportación de minerales del país y la explotación se ha realizado hasta ahora exclusivamente a través de la MAPE. Según el Sistema de Certificación del Proceso de Kimberley, en 2012 las exportaciones de diamantes en bruto ascendieron a 371.000 quilates, por valor de 62,1 millones de dólares. Esa cifra representa aproximadamente la mitad del total de las exportaciones de la República Centroafricana y el 20% de los ingresos presupuestarios. Visite la página de país country page aquí.


[1] Burkina Faso, República de Africa Central (suspendido), Colombia, Cote d’Ivoire, República Democrática de Congo, Guyana, Mali, Myanmar, Nigeria, Filipinas, Senegal, Tanzania, Togo y Zambia.