Noticias

Cambiando las reglas del juego: Nuevo programa mundial para frenar la corrupción en las industrias extractivas

Una nueva asociación intersectorial entre la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI) y Open Ownership (OO), respaldada por la Fundación BHP, se propone poner fin al uso de empresas anónimas vinculadas a la corrupción y la mala gestión en el sector extractivo.

El EITI y Open Ownership han presentado hoy Opening Extractives (Develando las actividades extractivas), un programa global para promover la transparencia de los beneficiarios reales. Su propósito es marcar la diferencia de manera drástica pero sostenible en el nivel de información disponible públicamente sobre las personas que poseen y controlan las empresas extractivas.

Las empresas anónimas siguen siendo uno de los principales obstáculos en la lucha contra el lavado de activos y la corrupción. Estas empresas favorecen que los actores corruptos y delictivos, a menudo con estrechos lazos políticos, se oculten tras cadenas de sociedades registradas en múltiples jurisdicciones.

Un estudio reciente realizado con datos de Colombia resaltó el valor de estos datos. La publicación de información sobre la titularidad de una empresa permite una fiscalización eficaz y saca datos a la luz que pueden ser utilizados para identificar y abordar la corrupción. Asimismo, puede contribuir a crear mercados más justos, alentar la inversión responsable y gestionar el riesgo empresarial.

El proyecto estará financiado parcialmente por la Fundación BHP y llevado a cabo por el Secretariado Internacional del EITI y Open Ownership.

“En última instancia, Develando las actividades extractivas (Opening Extractives) mejorará la calidad de vida de millones de personas en países ricos en recursos”, afirma James Ensor, Director Ejecutivo y Presidente de la Fundación BHP. “En definitiva, los recursos naturales pertenecen a los ciudadanos de cada país en el que opera la industria de los recursos naturales. La transparencia de los beneficiarios reales es esencial para garantizar que los ingresos generados por la industria de recursos naturales proporcionan el máximo beneficio a cada uno de los ciudadanos. Sin embargo, para alcanzar los mejores resultados es preciso que los gobiernos, el sector y la sociedad civil trabajen conjuntamente; por lo que esta iniciativa es tan importante”.

Thom Townsend, Director Ejecutivo de Open Ownership, afirma: “Nos encontramos en un punto de inflexión en el que debemos avanzar desde los compromisos hasta la implementación de la transparencia de los beneficiarios reales, y la iniciativa Develando las actividades extractivas (Opening Extractives) acelerará el progreso. Las empresas anónimas son el medio preferido por el que se escapa el dinero público robado, y la transparencia de los beneficiarios reales es la manera más eficaz de cerrar esta vía. El caso Luanda Leaks sirvió de claro recordatorio de cómo han sufrido diversos países ricos en recursos y de cómo la información pública puede frustrar la actividad corrupta”.

Develando las actividades extractivas (Opening Extractives) se basa en la colaboración de OO y el EITI de los últimos tres años a la hora de impartir talleres, capacitación y asistencia técnica en países muy diversos. El programa se apoya en estudios recientes realizados por OO y el EITI.

“Estoy convencido de que esta asociación única es lo que necesitamos para conseguir un cambio radical en la gobernanza de los recursos naturales”, afirma Mark Robinson, Director Ejecutivo del EITI. “El proyecto procurará movilizar el compromiso político y de las partes interesadas y generar la capacidad técnica adecuada para publicar y utilizar datos complejos. Tiene el potencial de ir más allá del sector extractivo y del grupo inicial de países seleccionados del programa”.