El EITI consolida su liderazgo en la transparencia de los ingresos

El Consejo acuerda cómo exigir la elaboración de informes proyecto a proyecto y decide el estado de siete países.

Martes 9 de marzo, Bogotá – El Consejo del EITI decidió hoy cómo va el EITI a exigir la elaboración de informes a nivel de proyecto en los 51 países implementadores. Con esta decisión, el EITI continúa siendo el estándar líder para la transparencia de los ingresos.

En su reunión en Bogotá, Colombia, el Consejo del EITI también acordó evaluar el rendimiento de sus 51 países implementadores de conformidad con el Estándar EITI. Constató que Ghana, Mauritania y Santo Tomé y Príncipe habían realizado un progreso significativo.

El Consejo también declaró que la República Kirguisa, las Islas Salomón y Tayikistán habían realizado un progreso insuficiente y estableció las medidas correctivas que deben adoptar para continuar por el camino hacia el cumplimiento del Estándar EITI. Si bien el Consejo reconoció que Azerbaiyán había adoptado medidas adicionales para el cumplimiento del Estándar EITI, la evaluación determinó que no había cumplido plenamente con las medidas correctivas relativas al espacio de la sociedad civil establecidas por el Consejo en octubre. 

Fredrik Reinfeldt, Presidente del EITI, declaró:

“Estoy encantado de que el Consejo haya establecido cómo deben elaborar informes por proyecto los países del EITI. Este es un gran paso adelante en el esfuerzo global para garantizar el cumplimiento de los contratos y la recaudación y el pago adecuados de los impuestos en el sector. Además, es bueno ver que la nueva manera de evaluar a los países del EITI está funcionando. El Consejo estaba satisfecho de ver que otros tres países habían realizado un progreso significativo y se comprometió a continuar apoyando a los demás en su esfuerzo por cumplir el Estándar”.

Elaboración de informes a nivel de proyecto a nivel global – reflejando las prácticas existentes

La elaboración de informes a nivel de proyecto es un grado adicional de información, ilustrando cómo las empresas operan en proyectos extractivos concretos. La divulgación de información a nivel de proyecto puede permitir al público monitorear y evaluar la medida en que el gobierno recibe lo que debería de cada proyecto extractivo concreto, ya que es posible comparar los pagos con los términos fiscales establecidos en la legislación o contratos que rigen el proyecto. Para las comunidades en las que realizan estos proyectos, podría también contribuir a mostrar la contribución realizada por cada proyecto. Varios países implementadores del EITI ya elaboran informes por proyectos, incluidos Azerbaiyán, Indonesia y Trinidad y Tobago.

El Consejo acordó que cada país debería crear y aplicar una definición del término “proyecto” que sea consistente tanto con los sistemas y leyes nacionales relevantes como con las normas internacionales. Se exige la elaboración de informes a nivel de proyecto en todos los informes que abarquen años fiscales que finalicen el 31 de diciembre de 2018 o con posterioridad a dicha fecha.

Realizando el seguimiento del progreso conforme al Estándar

El EITI adoptó un nuevo Estándar en febrero de 2016 y actualmente todos los países están siendo evaluados con respecto a si han realizado un progreso satisfactorio, significativo, insuficiente o no (sin progreso) conforme al Estándar. El Consejo evaluó a Ghana, Mauritania y Santo Tomé y Príncipe, acordando que han realizado un progreso significativo y elogiando el impacto de sus procesos. El Consejo concluyó que el progreso en la República Kirguisa, las Islas Salomón y Tayikistán fue insuficiente y estableció medidas correctivas y plazos para realizar progresos adicionales. 

En octubre de 2016, el Consejo concluyó que Azerbaiyán había realizado un progreso significativo en la implementación del Estándar EITI de 2016, pero que no había realizado un progreso satisfactorio en cuanto a la participación de la sociedad civil. En consecuencia, estableció medidas correctivas. El Consejo acordó que si bien se habían realizado progresos con respecto a dichas medidas, todavía no se habían implementado en su totalidad (véase el análisis).   

Al adoptar estas decisiones, el Consejo reconoció la complejidad de los retos a los que se enfrentan los países. El Consejo elogió a las partes interesadas del EITI en dichos países y se comprometió a apoyarles en el proceso de abordar los asuntos no conformes. 

 

Notas