Noticias

El EITI insta a la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. a ajustar sus normas a las iniciativas internacionales de transparencia

El EITI envió una comunicación a la Comisión de Bolsa y Valores de los EE. UU. (SEC, por sus siglas en inglés) con comentarios sobre su propuesta de reglamentación del Artículo 1504 de la Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor.

Los comentarios del EITI se centran en dos aspectos de la propuesta: la importancia de ajustarse a las iniciativas internacionales de transparencia, y la definición de presentación de información a nivel de proyecto.

Mark Robinson, Director Ejecutivo del EITI, se expresó acerca de la necesidad de que exista conformidad entre la reglamentación de la SEC y el EITI y demás requisitos internacionales de declaración de información. “La adopción por parte de la SEC de una norma que se ajuste adecuadamente al EITI y demás requisitos internacionales de divulgación informativa del sector extractivo enviaría un fuerte mensaje a los 53 países implementadores del EITI para que aceleren su labor,” afirmó. “Por este motivo, es importante que las disposiciones de la SEC compartan las aspiraciones de la comunidad EITI, entre otras”.

El 18 de diciembre de 2019, la SEC dio a conocer su propuesta más reciente de reglamentación del Artículo 1504 de la Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor. El Artículo 1504 exige que las empresas que operan en el sector extractivo y que cotizan en las bolsas de los EE. UU. divulguen los pagos que realizan a los gobiernos.

Su aprobación en el año 2010 constituyó un paso importante por parte del Congreso de los EE. UU. para imponer el deber de divulgar los pagos de las empresas mineras, petroleras y gasísticas a los gobiernos extranjeros. El empoderamiento de los ciudadanos mediante la facilitación de información detallada sobre los ingresos derivados de recursos puede permitirles protegerse de la corrupción y generar una presión fructífera sobre los gobiernos para que adopten cambios en sus políticas que optimicen sus resultados y gastos.

Las disposiciones del Estándar EITI se ajustan adecuadamente a los requisitos de divulgación informativa de la UE, el Reino Unido, Noruega y Canadá. Al día de hoy, los países implementadores del EITI han declarado USD 2,62 billones en gastos de empresas y rentas gubernamentales a través del régimen informativo del EITI. Esta labor ha supuesto la realización de divulgaciones por parte de decenas de miles de empresas petroleras, gasísticas y mineras que operan conforme a una amplia variedad de estructuras normativas de naturaleza legislativa, regulatoria y contractual.

Los costos de la transparencia para la industria son bajos, y los beneficios pueden ser muy grandes. La transparencia puede contribuir a generar mayor confianza en las relaciones con las partes interesadas y las comunidades locales, mejorar la gestión de riesgos y la reputación empresarial, y servir de oportunidad para mostrar que se rinden cuentas y exhibir un lugar de liderazgo. La comunidad de inversores se ha mostrado a favor de la presentación de información a nivel de proyecto; en este sentido, ha señalado que este tipo de régimen informativo puede fomentar un clima de inversiones más estable y mejorar la capacidad de los inversores de gestionar riesgos.

Pese a ello, la propuesta de reglamentación de la SEC no es acorde al Estándar EITI, que exige que los países implementadores incorporen la divulgación a nivel de proyecto en sus declaraciones de información correspondientes a los ejercicios fiscales concluidos a partir del 31 de diciembre de 2018.

“Instamos a la SEC a que adopte una definición de presentación de información a nivel de proyecto que esté en sintonía con el EITI y otros países de la OCDE, como los estados miembro de la UE, Noruega, el Reino Unido y Canadá”, concluyó Robinson. “Nuestra experiencia nos dice que el costo de proporcionar esa información no resulta gravoso, y que se ve ampliamente superado por los beneficios que trae aparejados una mayor transparencia. La falta de conformidad entre la reglamentación de la SEC y otras iniciativas globales de declaración de información, tales como el EITI, conlleva una mayor probabilidad de aumento de los costos de cumplimiento y de la carga de divulgación informativa para las empresas.