Recursos naturales

Los recursos naturales, tales como el petróleo, el gas, los metales y los minerales, pertenecen a los ciudadanos de un país. La extracción de estos recursos puede llevar al crecimiento económico y al desarrollo social. Sin embargo, cuando no se gestiona de la forma adecuada, provoca a menudo la aparición de corrupción e incluso conflictos. Para garantizar que dichos recursos puedan beneficiar a todos los ciudadanos se requiere más transparencia en torno al modo en que un país administra su riqueza en recursos naturales.

En la mayor parte de los países, los recursos naturales subterráneos y offshore son de titularidad estatal. Determinar los recursos de los que dispone el gobierno y si es posible extraerlos desde un punto de vista técnico y comercial son actividades clave. La transparencia en torno a dichos resultados mejora las posibilidades de inversión.

Los Informes EITI proporcionan a menudo detalles sobre los recursos naturales del país, diferenciando entre reservas “posibles”, “probables”, y “demostradas”, y las definiciones asociadas a dichas clasificaciones. También existen varias fuentes adicionales para este tipo de datos. Entre ellas está el regulador minero o petrolero y gasífero nacional correspondiente, el Resumen Estadístico de BP (BP Statistical Review), el Servicio Geológico de EE.UU., la Administración de Información Energética de EE.UU. (EIA, por sus siglas en inglés), la Agencia Internacional de la Energía, el Banco Mundial y las diversas asociaciones mineras internacionales (entre otras, el Consejo Mundial del Oro, la Asociación Nuclear Mundial, etc.). Consulte los vínculos a continuación.