La gobernanza de los grupos multipartícipes

EL PODER DE TRES

El enfoque multipartícipe es clave para el funcionamiento y la filosofía del EITI, y se refleja en la manera en que se rige e implementa el EITI.

En cada país implementador, se establece un grupo de multipartícipes (GMP) formado por representantes de gobierno, empresas y sociedad civil para supervisar la implementación del EITI. Aunque el mandato del GMP varía según el país, el GMP es el principal organismo decisorio responsable de fijar los objetivos para la implementación del EITI vinculada a unas prioridades nacionales más amplias dentro del sector extractivo, de elaborar los Informes EITI, y de garantizar que los resultados contribuyen al debate público y se convierten en reformas. Aunque el GMP tiene el mandato de determinar el alcance del EITI en su país, el Estándar EITI incluye algunos requisitos mínimos, incluidos aquellos relativos al rol, las responsabilidades y los derechos del grupo de multipartícipes. Esto se traduce en un compromiso pleno, libre, activo y eficaz por parte de gobierno, empresas y sociedad civil.

“El caso del sector extractivo es ilustrativo de la necesidad de tener a gobierno, empresas y sociedad civil en torno a la misma mesa. La sociedad civil a menudo tiene la sospecha de que gobierno y empresas están confabulados para excluirlos del trato. Al mismo tiempo, las empresas pueden concluir que gobiernos y sociedad civil actúan en connivencia para mantener fuera a las empresas extranjeras y/o renegociar contratos. Finalmente, los gobiernos pueden preocuparse porque comunidades y sociedad civil les culpan de la carencia de servicios derivados de los impuestos y regalías pagados por las empresas. En consecuencia, resulta esencial que todas las partes puedan de forma colectiva obligarse a rendir cuentas entre sí, en lugar de mantener debates bilaterales en los que los problemas se achaquen a los que no están presenten en la sala”. E. Rich y J. Moberg, Beyond Governments, Greenleaf, 2015, pág. 5.