Noticias

El Fondo Fiduciario EGPS del Banco Mundial: una adopción más rápida del EITI a través del apoyo continuo de donantes

El Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples para un Apoyo Programático Global a las Industrias Extractivas (EGPS, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial se ha extendido, con la intervención de distintos donantes que se han comprometido a aportar USD 40 millones para mantener una ayuda continuo. El programa, que constituye un mecanismo de financiamiento fundamental para la implementación del EITI en los países en desarrollo, tiene por objeto mejorar en las naciones de dicha categoría que son ricas en recursos la capacidad de utilizar su proprio petróleo, gas y minerales de un modo transparente, sostenible y con inclusión de género.

La segunda fase del EGPS, que se desarrolla desde 2019 hasta 2025, adopta un enfoque concentrado, mediante el cual se proporciona asistencia allí donde se genera la mayor demanda y donde las subvenciones del EGPS pueden marcar la mayor diferencia. A mediados de marzo se anunciará una convocatoria de propuestas.

Contribución a la buena gobernanza

Se trata de un programa flexible que se rige por la demanda y que responde a los desafíos que afrontan los países en desarrollo dependientes de sus propios recursos, por medio de los cuatro siguientes elementos:

  1. Transparencia de los ingresos: ayudar a los países a implementar la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI, por sus siglas en inglés).
  2. Regulación y fortalecimiento institucional: establecer el marco para un sector extractivo que posibilite inversiones y garantice un desarrollo inclusivo y sostenible.
  3. Integración de las industrias extractivas en la economía local: promover el desarrollo económico y el empleo local. 
  4. Maximizar los beneficios de las actividades extractivas para las comunidades y ámbitos locales, reduciendo, al mismo tiempo, todo impacto negativo.

“Al extender y ampliar el EGPS, los donantes y el Banco Mundial están haciendo un aporte fundamental para mejorar la gobernanza de las industrias extractivas a escala mundial”, señaló Mark Robinson, Director Ejecutivo del EITI, celebrando la siguiente fase del apoyo del Banco Mundial. "El EGPS se esfuerza por mejorar la transparencia y fortalecer las instituciones, y al mismo tiempo apoyar a las comunidades y proteger el ambiente".

Contribución a la implementación del EITI

Mongolia, Nigeria, Perú, Filipinas y Senegal se han beneficiado del financiamiento de la primera fase del EGPS para la implementación del EITI. Todos han logrado un progreso satisfactorio, lo cual significa que se han implementado y cumplido todos los aspectos de cada uno de los Requisitos EITI. Por otra parte, el EGPS otorgó financiamiento a un amplio conjunto de países (entre ellos, Albania, Chad, Costa de Marfil, Etiopía, Ghana, Irak, Mauritania, Nigeria, Papúa Nueva Guinea, Perú, Togo, Ucrania y Zambia) que lograron un progreso significativo, mediante el cual se implementaron aspectos significativos de cada requisito y se cumplieron los objetivos más amplios de éstos.

En muchos países, la implementación del EITI ha suscitado un diálogo actual más amplio en torno a la visión nacional de un sector extractivo sostenible y responsable, que generó una suerte de efecto multiplicador. Los siguientes son algunos ejemplos:

  • Armenia: el grupo multipartícipe (GMP) decidió ir más allá del ámbito de la transparencia y procuró desarrollar una Política del Sector Minero, consistente en un marco de políticas para orientar las operaciones de minería que definiría el futuro de cada una de las minas del país.
  • Senegal: las subvenciones del EGPS contribuyeron a la implementación del EITI, por ejemplo, a través de la publicación y difusión de Informes EITI, el fortalecimiento de instituciones gubernamentales pertinentes, la evaluación del marco jurídico e institucional del petróleo, la realización de labores tendientes a agilizar la presentación de datos, y el abordaje de la información sobre beneficiarios reales.
  • Mongolia: distintos grupos trabajaron en conjunto para desarrollar una política de datos abiertos, elaboraron un plan de tres años (2017–2020) en materia de beneficiarios reales, y comenzaron a integrar los procesos del EITI en la gestión de las finanzas públicas.

Colaboración continua

Más allá de 2020, el Fondo Fiduciario EGPS ampliará su apoyo a la implementación del EITI y fortalecerá su trabajo con las organizaciones de la sociedad civil a fin de propugnar la rendición de cuentas y luchar contra la corrupción. El EGPS y el EITI trabajarán juntos para adoptar un enfoque con sensibilidad de género, dándole voz a las mujeres en los diálogos multipartícipes y promoviendo un acceso igualitario a los beneficios vinculados a las actividades extractivas.
 

Más información sobre el Fondo Fiduciario EGPS de Donantes Múltiples

El Fondo Fiduciario EGPS de Donantes Múltiples cuenta con 11 donantes que se han comprometido a aportar aproximadamente USD 40 millones en asistencia para la segunda fase. Suiza fue el primer donante que aportó USD 7,1 millones, mientras que Noruega siguió rápidamente sus pasos con USD 3,3 millones. Los donantes del EGPS siguen demostrando su fuerte compromiso para que los beneficios de las industrias extractivas se traduzcan en un desarrollo sostenible para todos.


Agradecemos al Banco Mundial por sus aportes para este artículo. Foto de Jaako H. extraída de Wikimedia Commons.