Beneficiarios reales

REVELANDO QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE LAS EMPRESAS

A menudo se desconoce la identidad de los auténticos titulares – los ‘beneficiarios reales’ – de las empresas que han obtenido derechos de extracción de petróleo, gas y minerales, oculta bajo una compleja cadena de entidades corporativas. Este problema también afecta a otros sectores y a menudo contribuye a aumentar la corrupción y la evasión de impuestos. Las personas que viven en países ricos en recursos se encuentran en especial riesgo ya que los activos extractivos se distribuyen mal demasiado a menudo debido a la corrupción.

Acabar con el anonimato empresarial – la clave para la lucha contra la corrupción

Para 2020, todos los países EITI divulgarán la identidad de las empresas petroleras, gasíferas y mineras que participan en licitaciones para la adjudicación de contratos, operan o invierten en proyectos extractivos en su país.

También se exige que los funcionarios públicos –denominados Personas Políticamente Expuestas (PEP, por sus siglas en inglés) - sean transparentes con respecto a su titularidad en empresas petroleras, gasíferas y mineras.

Esta información estará a disposición del público y se divulgará en Informes EITI y/o registros públicos. Los requisitos del EITI han desencadenado reformas en 20 países que ahora trabajan en la creación de registros públicos.

Una vez divulgada la información, los encargados de hacer cumplir la ley, la sociedad civil y otras partes tienen la responsabilidad de analizarla, y adoptar medidas para hacer rendir cuentas a aquellos que abusan de las sociedades anónimas.

La titularidad oculta también presenta problemas para las empresas honestas, ya que estas no saben con quién están haciendo negocios. La divulgación de los beneficiarios reales ayudará a garantizar la igualdad de condiciones para todas las empresas y les permitirá saber con quién están haciendo negocios.

Los requisitos del EITI sobre beneficiarios reales

El Requisito 2.5 del Estándar EITI (2016) abarca el asunto de los beneficiarios reales.

  • A partir de 2020, todos los países implementadores deben garantizar que todas las empresas petroleras, gasíferas y mineras que liciten, operen o inviertan en proyectos extractivos en sus países divulguen sus beneficiarios reales.

  • Esto debería incluir la identidad del titular, es decir, el nombre, nacionalidad y país de residencia. También se anima a los países a solicitar a las empresas la divulgación de detalles adicionales tales como la fecha de nacimiento, el número de identificación nacional, la dirección de residencia, etc.

  • Se debe identificar a toda persona políticamente expuesta que posea derechos de titularidad en proyectos petroleros, gasíferos y mineros.

  • El EITI recomienda que la información sobre los beneficiarios reales esté disponible a través de registros públicos. Como mínimo, la información se debe incluir en el Informe EITI del país.

¿Qué es un beneficiario real?

El Estándar EITI define los beneficiarios reales según sigue:

2.5 f)  Definición de los beneficiarios reales:

i. Un beneficiario real de una empresa se refiere a las personas físicas que en última instancia, directa o indirectamente, son titulares de la entidad corporativa o la controlan.

ii. El grupo de multipartícipes deberá aprobar una definición adecuada del término. La definición deberá ajustarse al punto (f)(i) que antecede y tener en cuenta las normas internacionales y la legislación nacional pertinente y deberá incluir umbrales de titularidad. La definición también debe especificar obligaciones de presentación de información para las personas políticamente expuestas.

iii. Las compañías que cotizan en bolsa, incluidas las subsidiarias totalmente controladas, deben divulgar el nombre de la bolsa e incluir un vínculo a los archivos de la bolsa donde cotizan. iv. En el caso de operaciones conjuntas, cada entidad de la operación deberá divulgar sus beneficiarios reales, a menos que cotice en bolsa o que sea una subsidiaria totalmente controlada por una empresa que cotice en bolsa. Cada entidad es responsable de la exactitud de la información proporcionada. 

La información sobre beneficiarios reales permite a los nigerianos exponer la corrupción y el nepotismo en el proceso de adquisición. Además de solicitar a las empresas que divulguen de forma voluntaria información sobre su estructura de propiedad, incluyendo a toda persona políticamente expuesta, NEITI ha ido más allá y ha implantado un mecanismo que le permitiría conocer la titularidad de los pozos vendidos, titulares de licencias, titulares de arrendamientos y empresas licitadoras en contratos de la industria extractiva. En resumen, los beneficiarios reales en el sector extractivo de Nigeria empiezan a salir a la luz.
Secretariado del EITI de Nigeria

El reto de los beneficiarios ocultos

Los proyectos petroleros, gasíferos y mineros pueden producir grandes beneficios tanto para las empresas extractivas como para los gobiernos. En muchos casos dichos proyectos son dirigidos por empresas responsables con la capacidad técnica y financiera necesaria. Sin embargo, lamentablemente la experiencia ha demostrado también que en muchos casos, en particular cuando la gobernanza es débil, se pueden conceder derechos de extracción de petróleo y minerales a empresas que carecen de dicha competencia. En su lugar, dichas empresas pueden obtener acceso a lucrativos proyectos extractivos gracias a los contactos políticos de sus titulares, o porque sus propietarios están dispuestos a participar en acuerdos cuestionables dirigidos a generar beneficios rápidos para unos pocos, en lugar de beneficios para una porción más amplia de la sociedad. La sospecha o certeza de malas prácticas puede llevar a la devaluación de otros activos extractivos, y disuadir de la inversión general en países ricos en recursos naturales. Las empresas anónimas dificultan la erradicación del blanqueo de capitales y la corrupción ya que permiten a los malhechores ocultarse tras una cadena de empresas a menudo registradas en múltiples jurisdicciones. 

Se ha calculado que los países en desarrollo pierden 1 billón de dólares estadounidenses cada año como resultado de acuerdos corruptos o ilegales, muchos de los cuales implican a empresas anónimas. En 2013, el Panel para el Progreso de África sugirió que la República Democrática del Congo (RDC) en el periodo de 2010-2012 perdió al menos 1.360 millones de dólares estadounidenses en cinco acuerdos mineros ocultos tras una estructura secreta y compleja de titularidad de empresas. Conforme a los Informes EITI de la RDC, dicho monto equivale aproximadamente a los ingresos medios anuales del país procedentes del petróleo, gas y minería en el mismo periodo de tiempo. La divulgación de los beneficiarios reales ayudará a reducir el riesgo de malas conductas financieras.

Los Papeles de Panamá confirman que las personas tras la extracción de petróleo, gas y minerales bien pueden ocultarse tras empresas fantasma. El interés por reducir las posibilidades de ocultar dinero en lugares como Panamá es bien recibido, pero por sí solo no va a terminar con el secretismo financiero que facilita la corrupción y la evasión de impuestos. Debe ir acompañado de mejores normas y un mejor cumplimiento en los países en los que se genera el dinero en primera instancia, de ahí que los nuevos requisitos sobre beneficiarios reales sean tan importantes.

Los beneficios de la transparencia sobre los beneficiarios reales son numerosos. Puede ayudar a mejorar las condiciones para la inversión, reducir los riesgos financieros y de mala reputación, prevenir la corrupción y los flujos financieros ilícitos, mejorar el imperio de la ley, aumentar la confianza y la rendición de cuentas, y mejorar la recaudación de ingresos.

El progreso con respecto a los beneficiarios reales en los países EITI

Desde 2013, la lucha contra la titularidad secreta en las empresas ha cobrado un gran impulso. Los países del G8 y el G20 han hecho de la transparencia sobre los beneficiarios reales una prioridad clave. La Unión Europea ha exigido la creación de registros a sus estados miembros. Varios países han aprobado leyes nacionales y están trabajando en la creación de registros públicos. Sin embargo, hasta la fecha, existe relativamente poca información sobre beneficiarios reales a disposición del público.

El EITI es uno de los pocos organismos que ha entregado resultados prácticos mediante la recopilación y divulgación anual de información sobre beneficiarios reales en los Informes EITI, y a través del proyecto piloto sobre beneficiarios reales llevado a cabo en 11 países entre 2013 y 2015.

A principios de febrero de 2017, cuarenta y cinco países EITI han divulgado hojas de ruta sobre beneficiarios reales que detallan cómo van a alcanzar la divulgación de los beneficiarios reales.

 

2017 EITI Progress Report

Ending company anonymity – the key to fighting corruption

La legislación nigeriana no requiere la divulgación de información sobre beneficiarios reales a las empresas. Sin embargo, la divulgación de beneficiarios reales en Nigeria ofrece información sobre la estructura de titularidad del patrimonio común de los nigerianos en el sector extractivo: información sobre la titularidad de pozos vendidos, licencias, arrendamientos, empresas licitadoras de contratos, etc. La divulgación de los beneficiarios reales permite a los nigerianos exponer la corrupción y el nepotismo en el proceso que lleva a la adquisición de dicha titularidad.
NEITI

Validation of this requirement

Countries implementing the EITI may wish to consider what the Validation process will review in relation to requirement 2.5.